Algunas consideraciones sobre el pasado y sobre el presente. Juan M. Mateo Castañeyra General de División (r)

General Dávila

unnamed-2Aún no es mucho, pero se palpa, se percibe el odio. En las miradas, en las actitudes, en las pancartas, en las palabras. En la calle los manifestantes contra la policía; en el parlamento algunos políticos contra los demás; en algunas regiones contra el resto de España.

Es un odio que sirve a unos intereses partidistas y personales que, sin ese odio, no irían a ninguna parte, ni serían nada.

Es un odio sin motivo, es un odio irracional. Por eso busca su motivo y su razón en el pasado. Y por eso, para autojustificarse, se reforma y se deforma el pasado a medida. Encuentra el terreno abonado en el sectarismo de unos, en la cobardía de otros, en la comodidad de muchos y en la pereza mental de una sociedad acostumbrada a oír mensajes, en vez de a reflexionar leyendo.

Se miente, se simplifica y se repiten tópicos; se…

Ver la entrada original 1.127 palabras más

Anuncios